Eric Clapton

Intentemos ser justos con Clapton. Él no tiene culpa de que a algún chaval se le ocurriera escribir aquello de Clapton is God, y lo echara todo a rodar. No se trata, tampoco, de negar que eran otros tiempos y otros músicos, y mucho menos que EC era entonces, cuando menos, un guitarrista intenso. Limitado, pero intenso.

Ocurre sin embargo que ese aura legendaria le ha seguido acompañando los cuarenta y cinco años siguientes, durante los cuales se le han visto las carencias y las vergüenzas un millón de veces en lo que se refiere a sus recursos con el instrumento. No, esto no es una competición, pero por alguna razón y andando los tiempos, a Slowhand se le ha ido poniendo en la balanza con guitarristas de otras divisiones. Se le comparó ridículamente a Jimi Hendrix en vida de este; fue medido con Jeff Beck por compartir país y generación; se contrastó su valor con el de Knopfler en cuanto coincidieron en el escenario un par de veces; y ya, últimamente, Bonamassa le invitó a tocar y de inmediato hubo que oír que si Eric tenía y que si Joe no tenía tanto.

Son estas cosas las que no son de recibo. Si EC formó parte de Yardbirds, Cream, los Bluesbreakers de John Mayall o Derek and the Dominos, mejor para él, para su fama y para su cuenta bancaria. Pero en términos musicales, Clapton está a menudo, dentro de la historia del rock, dentro de la prensa que se ocupa de escribir esa movediza historia, donde no le corresponde estar. Es, de hecho, difícil perdonarle algo como Wonderful tonight, y muy significativo que una canción así pase por una de sus mejores. Pero el crédito sesentero parece inagotable.

No nos cae mal, Manolenta. Una infancia difícil como la suya siempre despierta simpatía, aunque lo de tirarle los trastos a la entonces mujer de Harrison resulte ya una cuestión más espinosa. Como sea, estamos lejos de desearle nada malo y tampoco nacimos suficientemente pronto para asistir a su gran momento y tener que definirnos, exigidos por los tiempos. Entonces, nuestro juicio es, pretende ser, estrictamente artístico. Lo hemos oído, a él y a los demás. Y creemos que Eric, Dios lo conserve nadando en sus millones muchos años, debe bastante más de lo que ha dado.  

clapton

Anuncios

14 comentarios en “Eric Clapton

  1. Hola, mffnmn. La verdad es que para mí no deja de ser un misterio que Clapton sea siquiera un ídolo. Supongo que tuvo más suerte que otros mejores. Y ahí está el tío, en las enciclopedias…

  2. Había que oírlo en sus tiempos de Cream, a principios de los setenta,era fantástico, esas grabaciones siguen siendo buenísimas. Clapton no evolucionó, es como Jimmy Page,otro que deslumbro en su época, pero que hoy no es para tanto.

  3. Pues fíjate, a mí Jimmy Page me sigue impresionando mucho. No desde el punto de vista técnico, claro, sino por su apabullante colección de momentos para la historia de la guitarra. Con acusaciones de plagio y todo. Pero Clapton, Clapton…

  4. Joer, no sé…tiene algunos riffs apabullantes…y con Cream y Blind Faith tiene unos temas espectaculares y muy novedosos para la época…es verdad que, según parece, fuer el primer guitar hero y quizás eso es lo que está sobrevalorado, pero suena de muerte siempre…aunque es cierto que no ha evolucionado una mierda…y caramba, Jimmy Page está lleno de recursos que aún hoy en día son difíciles de igualar, por no hablar de su musicalidad.

  5. Ja, ja, Hono, es verdad que a Clapton le aticé bastante en este post, pero quede claro que yo no niego sus virtudes (me ha molado esa bossanovera que has puesto). Lo que niego es que juegue en la misma liga que los más grandes, que es donde se le pone siempre.
    Es decir, no creo que Clapton tenga una personalidad guitarrística ni haya hecho una aportación original a la guitarra comparables a las de Beck, Page o Knopfler, ya no digo Van Halen o Hendrix. ¿Tiene cosas buenas, y muy buenas? Desde luego, pero a mí esa fama de “uno de los mejores guitarristas de la historia”, que es la que tiene, me parece muy fuerte.
    Para el post de este mes voy un poco justo, pero creo que me dará tiempo. Un saludo y gracias por estar pendiente!…

Haz un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s